jueves, 27 de noviembre de 2014

30. CAMINO BADILLO. 28 K, 100+



Vuelta de 24 kms muy bonita alrededor de Logroño con bastantes momentos interesantes. Los 28 km que marca el track se deben a los 4 de propina que hago al final del recorrido para ir a lavar la bici a la gasolinera de las Gaunas. A la entrada a Logroño por el parque del Iregua me desvié (km 20) a ver si había lavadero en la gasolinera de Eroski, pero nones.


Primer punto de interés: en el km 8 al cruzar por entre unas fincas improductivas y semisalvajes de arbustos bajos. Pena no haber hecho foto pero es que es la zona en que me estaba empezando a animar con el pedaleo.

La entrada a Lardero se hace cómodamente cruzando por encima de la autopista y pasando bajo la carretera de Soria. El problema es el panorama urbano...:



Pero bueno, seguimos. En vez de entrar al pueblo e ir por la Avda San Pedro que va directa a la carretera de Alberite, le voy dando la vuelta por el Sur y luego me toca hace un poco de carretera de Soria. Mejor entrar al pueblo.

Segundo punto de interés: al poco de coger la carretera de Alberite (km 12), tomo el primer camino a la izquierda. En google earth lo llaman Camino Badillo pero en la entrada han puesto un cartel que dice camino "sextino" o algo así (no me acuerdo muy bien porque lo vi rápido). Es divertidísimo: en los dos kilómetros que dura (del 12 al 14) se hace un montón de giros de 90 grados. Y en uno de ellos te topas con el monumento que he puesto en la presentación de este circuito: punto obligado de adoración arquitectónica y foto.

Del 14 al 15 voy por el camino de Logroño a Alberite, pero en el 15 lo dejo para coger el que va a la Estrella. Intenté otra vez entrar por el camino de La Ribaza (post anterior) pero sigue cerrado por obras, así que volví a echarme al sendero del Iregua que estaba muy bonito y lleno de hojas de otoño.

Me voy haciendo un experto en caminos del entorno de Logroño.

jueves, 13 de noviembre de 2014

29. CAMINOS AL SUR DE LOGROÑO ENTRE CRTRA SORIA Y EL IREGUA



Desde la toña del anterior post y los subsiguientes dolores de rodilla había tenido la bici inactiva y para cuando he vuelto a los caminos se me ha echado el invierno encima y... lo peor, su horario superbreve de invierno. Lo del frío no es problema porque con las mallas largas y la kipsta se puede salir aunque nieve, pero lo de que a las cinco y media se haga de noche... pues... la verdad es que te apura un poco.

Entre lo uno y lo otro programo una salida corta para conocer el camino de Pedregales y el de la Ribaza (foto de arriba), aunque en este último me tuve que dar la vuelta porque estaban metiendo una tubería y no me dejaron pasar.

Aquí el track: 23,5 kms /1 hora y 25 min. 12 nov 2014.


domingo, 19 de octubre de 2014

28. LO - ALBERITE - VILLAMEDIANA - LO. 32,5 K, 350+



El reto de esta nueva salida era subir la dura cuesta a las llanas de Alberite (foto cortesía de un amigo de Panoramio) pero... para dura dura, la piña que me di nada más salir por querer bajar las escaleras del Paseo de la Constitución como mi último compañero de BTT (v segunda parte del pBTT16). Ayyyy. Aterricé con las rodillas ahhh, pero de la vergüenza que me dio caerme me levanté tan rápido como caí y me puse a pedalear como si no me hubiera pasado nada. Las erosiones no eran profundas y así, en caliente, pude hacer los 32 kms como si nada. Pero ay, a la noche fue otra cosa. El golpe estaba dentro de la rodilla, de un dedo y del codo y... ay ay ay qué dolorcillos (hielo y calmantes).



Salí sin ruta marcada en el móvil y fui tomando caminos que más o menos conocía. Hasta Alberite las únicas novedades fueron dos incursiones al sendero del borde del río (km 9 a 10) antes de tomar el sendero final de llegada para pasar por debajo del puente de la carretera. No los disfruté mucho porque entre las heridas y que aún me quedaba lo más duro los pasé a todo correr.


También siento decir, ay, que no pude con los últimos metros de la gran cuesta y que cuando ya creía que podía llegar arriba dándole al molinillo, se me fue el pie a tierra casi sin querer. Bueno, no pasa nada. No creo que sea ninguna deshonra hacer en BTT algún tramo a pie. Ya me lo había advertido un amigo: haz carretera y no BTT que nunca sabes las pendientes que te puedes encontrar por los caminos. Razón tenía.

Después de la cuesta de Alberite, la subida a las bodegas de Villamediana fue un coser y cantar. Lo mejor es que metido en el esfuerzo de dar pedales apenas tienes tiempo para ver las marafillas arquitectónicas que hay por allí ji ji.

Hablando de marafillas, entre el 20 y el 21 hay un par de carteles divertidos que también os pongo aquí por cortesía de otro colaborador de Panoramio:


Bajando hacia la autopista (km 23) tiré para la izquierda en vez de cruzarla por el paso que lleva a las Bodegas Marqués de Murrieta, seguí el camino paralelo a la autopista  y en vez de cruzar por el siguiente paso inferior, seguí hacia delante con lo que... me perdí, es decir, que el camino se acabó y tuve que dar la vuelta hasta ese paso que lleva directamente al polígono de la Portalada. Y de ahí a casa sin otra cosa que contar que la paradilla que hice en Raw Indoor para enseñarle a Jose las heridas y decirle que también me va a tener que enseñar a andar en bici....

Aquí el track y sus datos más relevantes: 32,7 km, 2h 18 min., media de 14 km/h y 380 m + que esta vez sí que me los creo. Menudo circuito tobogán.

Fecha de realización: 16 octubre 2014

martes, 30 de septiembre de 2014

27. MONTE CANTABRIA (Logroño). 18+4 K, 250+



Hace tiempo que quería saber cómo se sube al Monte Cantabria por su lado Este, y para ello me tracé una ruta desde Logroño a Oyón, (foto de arriba en el km 7) vuelta por Las Cañas (foto siguiente desde el km 11,5)



y ataque final a esta pequeña cota por el polígono Cantabria II . Ayer, 29 de septiembre del 2014, la hice entre las 6 y las 7 y media de la tarde. Aquí el track de endomondo y el mapa:


Aunque todo son caminos y aparecen muy claros al trazar la ruta, hay tramos muy desdibujados que casi parece que son parte de una finca. Por ejemplo, entre el km 7 y el 8, llegando al pequeño polígono industrial al lado de la carretera de Mendavia. O entre el 11 y el 12 que se lo ha tragado una finca de cereal. Pero el tramo más desdibujado de todos está entre el 13 y el 14, tanto es así que si no es por el GPS no lo cojo (ya me había pasado). Entre el 14 y el 15, cuando el camino gira 90 grados a la izquierda, lo que hay no es un camino, sino una pared. Lo bueno de cogerlo subiendo es que como no puedes dar pedales ni con el molinillo, echas con facilidad el pie a tierra. Lo malo sería meterte en ese tramo bajando porque ni frenos ni paracaidas. Te la pegas seguro. Aquí el perfil:


Los cuatro kilómetros de propina hasta los 22 que dice el track fueron para ir hasta la gasolinera Las Gaunas a lavar la bici.

sábado, 6 de septiembre de 2014

26. LA ZABALLA (Anguciana). 27 k, 250+



5 septiembre 2014

Lo peor de este blog son los nombres de los paseos, esas ristras de localidades por la que paso; así que para arreglarlo les voy a dar de ahora en adelante el nombre de algún paraje o camino del recorrido y el punto de salida (y llegada) entre paréntesis. Como en este caso, "la zaballa", término o cuestas que suben hacia ese teso horizontal que situado al sur de la carretera de Haro a Casalarreina. Justo al llegar a lo alto del mismo por el camino de este recorrido hay un cartel de una viña, creo que de Muga, que pone LA ZABALLA, y que fue el que me dio la idea.

Arreglado este asunto vamos con el track, que es lo que cuenta: casi 27 kms de recorrido en poco menos de dos horitas de pedaleo sin mucha prisa. Es curioso como en la bici empiezas suave pero poco a poco te vas animando.


Salgo de Anguciana y... glup, la cuesta de la ermita me parece como una pared. Bien empezamos. Pero la subida importante, la subida a la Zaballa va del km 4 al 5, y ya parece que he entrado en calor. Al llegar arriba me pierdo un poco yéndome a la derecha antes de tiempo pero enseguida vuelvo al buen camino y viendo que me alejaba del borde del teso, me paro a hacer una foto de la llanada de la loma de Anguciana (casi no se advierte el corte del teso):


Giro 90 grados a la izquierda, cruzo la nueva 232 por un puente y me llego a la vieja 232 por la que bajo en un suspiro a Casalarreina. Pero antes de ello hago una foto a la gran llanura que se extiende hacia el sur con el San Lorenzo presidiendo la escena:


Cruzo Casalarreina, y nada más pasar el puente del río Oja tomo el camino que va por su margen izquierda aguas arriba, alucinando de la cantidad de chalets que han construido por allí. Un poco más adelante giro noventa grados a la derecha y enfilo hacia Tirgo por caminos que tienen pequeñas señales. Quizás por eso me pierdo un poco entre el 12 y 13.

Al llegar a Tirgo veo un superchalet y me voy directo a hacerle una foto, que estos descubrimientos no se pueden iznorar (!!!). Toma, toma, toma.


De Tirgo salgo por donde siempre, o sea por el camino dirección norte junto al puente, paso por debajo de la supercircunvalación de Tirgo, a la que tanto le debo ji ji ji (fue el leit motiv de mi artículo Superestructuras de Infradiseño) y zizagueo un poco para ir hasta Sajazarra (ya los caminos entre pueblos no son lo que eran antes...) para acabar volviendo a Anguciana por el mejor de los caminos posibles pues tiene un buen tramo asfaltado.

Sobre las ventajas o desventajas de los caminos asfaltados cabría hacer más de alguna consideración porque si bien con la brea se pierde rusticidad y algunos coches se los toman como carreteras...(ay), se evitan también las enormes polvaredas que levantan los grandes tractores que ahora van por los caminos. Llegando a Anguciana pasó un tractor levantando tal nube de polvo que pensé que las uvas de las viñas que estaban justo al borde darán un mosto con sabor a tierrecilla.


miércoles, 3 de septiembre de 2014

25. SANTA LUCIA - BARRANCO LOS TORCOS - BARRANCO STLUCIA 13 K, 230+



30 de agosto del 2014, sábado, 7 y pico de la tarde. Había trazado esta ruta un poco más larga, llegándome a Jubera pueblo desde el km 9 por la carretera y volviendo al barranco de Santa Lucía por el camino de la margen derecha del río Jubera, pero como lo hice a última hora de la tarde, el cielo estaba amenazante  y la bajada por el camino del barranco de los Torcos fue mucho más difícil de lo que me había imaginado, al llegar al 9 tiré directo hacia Santa Lucía y dejé Jubera para otro día.

Como digo, mucha piedra suelta y gorda y mucha acumulación de polvo en el camino del barranco de los Torcos y aunque apenas tuve que dar una pedalada hasta llegar al río (más de 200 metros de descenso) el caso es que llegué agotado. Un labrador que me encontré allí se sorprendió al verme y dijo: "mal camino ese para la bici; a mí hasta me da miedo meterme con la moto..."

El río Jubera está seco en agosto pero mira qué casualidad que justo en el vado de ese camino (km 5,2) tenía agua y hay que pasarlo a pie y por unas piedrecitas... Foto selfish con el Tejedo al fondo:


Los tres kilómetros de suave ascenso hacia Jubera están mejor de piso pero de repente vi que la rueda de atrás no rodaba bien y pensé que había pinchado (!!!). Por suerte solo fue un susto causado por alguna acumulación de polvo pero como al salir tarde no tienes margen de error, ya entonces decidí suprimir el llegar hasta Jubera. Vuelvo a cruzar el río en la embocadura del barranco de Santa Lucía, esta vez sin agua alguna (y... sin selfish, que salgo muy feo)...:


...y 2,5 kms de dura ascensión hasta Santa Lucía por un camino bastante bueno pero con tramos donde hay que poner el molinillo".

Sólo 12,8 kms., 220 de descenso y ascenso y 1 hora 12 minutos de dura bici (!). No son los kilómetros ni los desniveles lo que marcan la diferencia sino el terreno, el calor, las moscas, o la posible tormenta, es decir, las "circunstancias". Aquí el track donde lo bonito es el perfil:




jueves, 28 de agosto de 2014

24. ANGUCIANA - SAJAZARRA - TIRGO - CIHURI



13 de agosto del 2014. Es evidente que las vacaciones en Anguciana han hecho del  tío José Igartua un consumado ciclista por lo que para esta vuelta me dejé guiar por él y yo sólo puse el endomondo para grabar la ruta. Yo hubiera preferido más pista que carretera pero como siempre se aprende algo, me dejé llevar. Hasta el km 2 fuimos por la carretera del Montón de Trigo y pasado éste nos metimos en un bonito camino con el que llegas desde Anguciana hasta Sajazarra en sólo 6 kms (uno menos que por carretera). Allí en Saja al pasar junto al castillo le hice a mi guía dos fotos de antología:





De Saja hasta Tirgo me llevó otra vez por la carretera, pero no parece haber muchas alternativas. Lo interesante empezó a partir de ahí cuando me dijo que había descubierto un camino paralelo al río Tirón entre Tirgo y Cihuri que pasa por una ermita muy bonita. La pena es que el camino (km 11 al 15) no pasa tan cerca del río como yo quisiera, pero la visita a la ermita sí que vale la pena porque junto a la puerta de ella Teresa dio sus primeros pasos (ver EVAFF 2.16).


La cerveza con gaseosa fue en la plaza de Cihuri recordando los viejos tiempos del frontón en la plaza (v edifLHD86) tan similar al de Elorrio que Jose me contó historias de cuando su abuelo era el encargado de dar los turnos y alquilar el material para los partidos de pelota a mano.

Total 17 km en 1 hora y 4 min al escalofriante ritmo de 15,8 kms por hora (v track) lo que vuelve a demostrar que el tío aitá sigue siendo un crack (y rima y todo).

----------------------------------------------------------------------------------------------



29 de agosto. Nueva visita a Anguciana. Me había programado otra ruta más larga pero me eché de compa a mi hermano Ricardo y repetí la ruta Anguciana-Sajazarra-Tirgo-Cihuri-Anguciana con alguna pequeña variante (comparar mapas) sin dar con la mejor ruta por camino a Saja que creo que es tirando recto en el km 2,7 (a ver si para la siguiente me acuerdo)


Y otra cosa que queda fatal es llegarse hasta la carretera de Tirgo a Pancorbo cuando el camino que lleva a Cihuri sale de la propia carretera de Saja (km 12,2). Aquí el track de esta segunda vez por similar recorrido.

-----------------------------------------------------


Tercera vez que hacemos la vuelta Anguciana - Sajazarra - Tirgo - Cihuri y nueva variante. A este paso no lo vamos a repetir nunca. Y aún me queda hacerlo por donde parece la vía más directa (!) Jose, el experto que hizo de guía el sábado 8 de agosto del 2015 tiró en el km 1,5 hacia el Norte y el 2,5 hacia el Sur. La novedad de este año es que desde Tirgo a Cihuri está todo asfaltado. Aquí el tercer track y un par de fotos para el recuerdo. 


La de la mañana tan fresquita que hacía, que nos obligó a ir con el polar todo el rato.


Y la selfie del aperitivo en Cihuri con el equipo al completo. 





martes, 26 de agosto de 2014

23. ANGUCIANA - HARO - CASALARREINA - CIHURI - ANGUCIANA



15 de julio del 2014. De nuevo en Anguciana con bici vieja pero con compi de fatigas, para intentar mejorar y ampliar el recorrido BBT 2.


La mejora se produce en el cruce del km 2 (en realidad 2,5 desde Anguciana porque puse el track un poco tarde) en que tomamos por el camino de la derecha para ir junto al río y llegar a la presa del Tirón.


No encontré una buena perspectiva sobre la presa pero al menos hice foto de recuerdo:


En el km 5 subimos por la Ventilla a la plaza de la Paz para darnos una vueltecilla por Haro, tomar la carretera de Anguciana y entrar a Fuente del Moro (km 7,5), donde va la tercera foto:


Seguimos por la vieja vía del ferrocarril Haro-Ezcaray (foto en BTT 2) hasta que nos topamos con la autopista, que esta vez saltamos entrando a la carretera de Casalarreina en el más feo kilómetro del trayecto porque en este tramo la carretera carece prácticamente de arcén y tiene la cuneta cortada a pico (v MEO 280).

Ya en el camino asfaltado de la Piconada, en el 11,3 tomamos a la izquierda para ir hasta Casalarreina donde hacemos un descansito en el café Montañés para tomar una cerveza con gaseosa.

De Casalarreina a Cihuri y hasta el cruce con la "del Montón de Trigo" (LR-202) vamos por la carretera y sólo desde la nueva superrotonda hasta Anguciana completamos por el camino paralelo haciendo casi 20 kms prácticamente llanos en 1h y 19 min (v track). Más bonito cerrar el circuito por el camino directo entre Casalarreina y Anguciana que uso para mi running, pero sería entonces algo más corto.

Pedalea bien mi compa.

jueves, 10 de julio de 2014

22. RECAJO DE NAVARRA



Paseo aventura con muchas incidencias. Trataré de ser breve (o telegráfico) para no alargarme mucho. La idea era explorar los caminos de la margen izquierda del Ebro, Logroño abajo. Primera gran dificultad: el Polígono de Cantabria corta cualquier acceso razonable en bici, así que hay que dar la vuelta por detrás del Monte Cantabria, saliendo por el camino de Santiago y llegando al embalse de las Cañas (post 4). A partir de ahí se cruza la carretera y empieza la exploración. Aquí el track y el mapa:


Entre el embalse y el Carrefour (km 8) hay una loma con una ruina muy bonita, así que ¡toma foto! primera de la excursión.


En el 8,2 me equivoco un poco y ya me iba por el camino de encima del ribazo. No, hay que ir por el de abajo, justo a la derecha de la acequia. Un poco más adelante se cruza la carretera y en un pispás, km 10, se llega al Ebro justo en una represa de la que sale una gran acequia y un camino fantástico que va a la derecha de la misma y que es precioso. La primera parte discurre metido en choperas y no hice foto. Pero cuando salí de las choperas me dije que había que inmortalizarlo para mi blog:


En el km 13,5 giro noventa grados a la derecha para cruzar un gran canal o parte dividida del Ebro por otra represa o puente en donde dice que Prohibido el Paso - Propiedad Privada - Area Videovigilada. Será para los coches, porque la bici pasa por el lateral de la valla y de propiedad privada nada: pasada la represa o puente hay un montón de fincas de muchos propietarios distintos.

Del 14,6 al 15,8 el camino va pegado al Ebro sobre un gran talud con hormigones para las crecidas que da un poco de yuyu. Debido a las últimas tormentas el Ebro bajaba muy feo, color chocolate. Antes de abandonar este tramo y girar 90 grados a la izquierda (km 15,8), hice otra foto en la que se entrevé el Ebro, pero tenía que haberla hecho un poco antes cuando el camino estaba más despejado a la derecha.


Ahora solo quedaba disfrutar del paisaje agrícola y volver a casa. Al paso por el canal le hice a mi jaca otras dos fotos, una la que he puesto de cabecera para ver de donde venía, y otra, esta, en la que se ve que el canal lleva a otro pequeño salto eléctrico.


Todo era coser y cantar y disfrutar del paisaje. A mi derecha (km 18) una gran viña con una superbodega modernantigua encima (!):


Y cuando mejor me lo estaba pasando... (suele pasar) ah ah ah, veo que el manillar me hace unas cosas raras y... ay ayyy, ¡pinchazo! Mira que mi hija me lo había dicho: lleva una o dos cámaras de repuesto, herramientas y bomba. Que no..., decía yo, que estas bicis, con esas cubiertas tan gordas no pueden pinchar. Jo que no. Pues ya ves. Y encima ahí tirado a diez o doce kilómetros de casa. No es momento para fotos sino para alcanzar la carretera con la bici al hombro por un jodido terraplén pedregoso de las obras del empalme de las autovías que corta el camino en el km 19,3. Me pongo a andar por el arcén de la carretera en dirección a Logroño. Los coches y camiones pasan a un metro de distancia a cien kilómetros por hora. Qué bonito y bucólico. En esos momentos se te ocurre pensar que las desgracias no suelen venir solas.... ah ah. A ver si no solo pincha la bici sino que me ensartan a mí (!). Tras haber andado más de un kilómetro, en el 20,6 veo que una furgoneta sale de una casilla y corro a preguntar si va para Logroño. El tipo me dice que sí, pero que lleva un perro dentro. Abre la puerta trasera de su furgoneta y como lleva la jaula reglamentaria (y el perrazo dentro), ahí no cabe la bici. Pero el chico es de lo más amable y me dice: ¿de qué diámetro es tu rueda? (???) Aquí tengo una cámara del 26. Glup. ¡He encontrado al ángel de la guarda! No tiene desmontadores pero sí unos destornilladores anchos con los que consigo sacar la cámara. ¿Tienes bomba? Pues no. Bueno, pues vamos a ver si funciona el compresor. ¡Tenía también un compresor! Como no sé que hacer para darle las gracias me dice que otro día me tocará a mí.

Tan alegre estaba yo y tan harto de coches a cien por hora que en vez de volver por la carretera vuelvo para atrás para coger un camino (km 21) que suponía que me iba a llevar al embalse de Cañas, pero no. El camino tira para Viana, tira para arriba y ahhhh, lo peor de todo es que tiraba un Norte fortísimo que... tiraba para atrás. Creo que la foto que hago a Viana con el Codés al fondo, la hice para descansar un poco...:


Intento no llegar al pueblo tirándome a la izquierda después de pasar por la Depuradora de Viana (km 25) y en el siguiente cruce, ay, en vez de seguir recto, me voy a la carretera que ya empezaba a estar verdaderamente cansado. Pero hice mal. Muy mal. La vieja carretera entre Viana y Logroño no tiene arcenes y los coches pasan a tu lado como una exhalación. Menos mal que sólo fueron dos kilómetros y medio y que al llegar a la pasarela elevada por la que cruza el camino de Santiago, me metí en el mismo (km 29) y repetí aliviado y ya sin prisas la misma llegada a Logroño del paseo anterior (BTT 21).

Pues nada, 35 kms que me salieron en tres horas, con pinchazo, caminata y de todo. Aquí el perfil:


Y ahora, antes de la siguiente salida, a comprar cámaras, desmontadores y bomba. Y a dejarle un par de de ellas y una botella de vino marca de la casa al ángel de la guarda de la carretera de Viana que sólo sé que se llama Jorge. 



jueves, 3 de julio de 2014

21. LOS ARCOS - LOGROÑO POR EL CAMINO DE SANTIAGO



En mala hora se me ocurrió mirar a qué hora era el último autobús Logroño - Los Arcos para ir a recuperar el coche con el que llegué al punto de salida llevando la bici, pues como salía a las 7 me dio poco más de dos horas para hacer en bici el recorrido Los Arcos - Logroño, llegar a casa, dejar la bici e ir corriendo a la estación de autobuses. Cuánto mejor no hubiera sido dejar que el coche pasara la noche en Los Arcos, que ya es mayorcito, e ir al día siguiente a por él. Pero los retos son así: surgen cuando menos te lo esperas.

Aparte del reto del autobús, por la Ibérica se veía cómo se formaban las tormentas vespertinas, y tampoco era cosa de demorarse. Con lo uno y lo otro a las 4:30 salía yo de Los Arcos pensando que el camino decidiría.


De los Arcos a Sansol el camino se va alejando de la línea recta de la carretera pero al final entra en el pueblo y retoma la carretera un poquito para saltar de Sansol a Torres del Río. Esos dos pueblos, uno a cada lado del río forman una unidad arquitectónica y paisajística que me hubiera gustado fotografiar mejor, pero aún estaba en el 7 y sabía que faltaba lo peor. Del km 10 al 12 se sube a un portillo que yendo por el camino se parece el Alpe d'Huez pues hay cada muro y cada cambio de sentido que te corta el resuello. Lo más duro, sin embargo no fue la subida sino la vertiginosa bajada que hay del 12 al 12,5. Véase el perfil. Avisan de que la pendiente es de un 10% pero a gusto volvería allí con un rotulador y pondría un 2 sobre el 1. Lo peor sin embargo es una rampita anterior al puerto que está malempedrada con cemento y que no avisa al entrar, pues cuando estás en ella no tienes más remedio que bloquear y rezar porque no tienes posibilidad alguna de bajarte de la bici. Menos mal que es muy corta.



Cuando ya te las prometes felices de que todo va a ser bajar a Viana, te encuentras otro pequeño muro en el km 15. En esta etapa sí que me creo lo del desnivel acumulado del track: ¿425 m? Yo diría que más.

La subida a Viana también se hace durilla y aún queda la de llegar al Monte Cantabria. Es decir, que es un tobogán. Y yo todo el rato mirando al reloj a ver si podía llegar a Logroño en 2 horas para coger el autobús de las 7. Justo paré un segundo en la iglesia de Viana para hacer la foto de portada de este post.


Llegando al monte Cantabria todo fue cerrar los ojos y volar hasta casa. Al final, dos horas ocho minutos en 29 kms justos.

Cuando el autobús de las 7 me dejó en Los Arcos, le hice una foto al viejo Passat que me esperaba fielmente como un perrillo:


 ... y a la animada plaza delante de la iglesia por donde había empezado yo mi recorrido y donde los peregrinos extranjeros echaban la tarde y daban al pueblo un aire cosmopolita.



Gente mañanera los peregrinos porque en todo el recorrido (de 4.30 a 6:30) sólo adelanté a nueve: cuatro poco antes de Sansol, dos en la subida al Portillo, dos a la entrada de Viana y uno en el Monte Cantabria.

Paseo (o más que paseo esta vez) BTT realizado el 2 de julio del 2014.